NUESTRA HISTORIA

 

La historia de Nuestros Dulces comienza a principios del Siglo XX, época aquella en la que el gusto por la buena cocina era favorecido por chicos y grandes. En una de las familias tradicionales de Jerez, Zacatecas, la jovencita Carmen Cabrera, disfrutaba del aprendizaje de las recetas, principalmente las de los postres, que posteriormente le dieron buena fama entre sus hijos y decenas de nietos que gozaban alrededor de la abuela, platicando en tardes de inolvidable jolgorio familiar y a la vez uno que otro pellizco a los deliciosos dulces, no sin antes ponerse a pelar millares de almendras, una a una, que mas tarde sería la materia prima para la elaboración del famoso mazapán de almendra, que caracterizó por décadas ser El Mejor Regalo que pudiera ofrecer la familia del Hoyo Cabrera.

En el año de 1992, en el típico poblado de Tlaquepaque, Jalisco, México; aprovechando la receta y enseñanza de su abuela, Luís del Hoyo, inicia la elaboración de los mazapanes, así como otros deliciosos dulces siguiendo fielmente la enseñanza de tan exquisita buena repostería.

Y desde entonces hasta la fecha, siguen cuidando con cariño y esmero, lo que dio su buena fama a esta familia de dulceros por tradición.

En Nuestros Dulces, nos dedicamos diariamente a la elaboración paciente y cuidadosa de los más finos dulces mexicanos, para que ustedes los disfruten.